TINTA DE CALAMAR

DIEGO RIERA

Antes de ser monitor de vela fui técnico de calidad y antes consultor de calidad y medio ambiente, y antes fui biólogo. Soy cartesiano: lo blanco es blanco, lo negro es negro y la explicación científica es la mejor.

Guernsey, el auténtico jersey marinero

Va siendo hora de sacar la ropa de abrigo así que no olvidéis esta prenda preparada para la vida en el mar

Este aguerrido modelo exhibe la versión tradicional de la marca Guernsey Woolens.

Ya vamos por la segunda borrasca del otoño, va siendo hora de sacar la ropa de abrigo.

Y no hay nada mejor para navegar cuando hace frío que un suéter Guernsey. Sí, como en otras ocasiones un lugar da nombre a una prenda y como en otras ocasiones tiene su punto loco. En la isla de Jersey no hay una prenda típica -un jersey- pero en la vecina Guernsey sí, el jersey de la isla de Guernsey. Sí, parece un trabalenguas. Los irlandeses, por su parte, tienen los jerséis de la isla de Aran, pero ya hablaremos de ellos en otra ocasión.

El Manual de moda masculina de B. Roetzel lo define como el famoso suéter de tiempo libre especialmente resistente y que en origen llevaban los pescadores de esta región.

Guernsey es una de las islas del canal de la Mancha, en el siglo XVI los hombres debían pescar cuando hacia buen tiempo y cultivar los campos el resto del año. Las mujeres tejían unos excelentes suéters con un hilo de lana duro y cosido a mano -obviusly- en una malla espesa. Eran unos jerseys gruesos, pesados y que abrigaban mucho. Lord Nelson, el de Trafalgar sí y también el que perdió un brazo en Tenerife, lo recomendó al Almirantazgo.

Tenían y mantienen, además, una serie de particularidades. Tienen el mismo corte delante y detrás. El cuello es redondo y ajustado, incluso un poco alzado con una cuña en los hombros para evitar que se deshilache. Esta misma pieza se puede encontrar en las mangas, que son estrechas, para dar flexibilidad de movimientos. El color es el azul aunque hay una versión verde para el campo. Por último, llevan dibujos que adornan mangas y hombros que representan escalas de un barco o las olas del mar y que son característicos de cada familia.

La versión más básica sería la que luce la marinería de aquellos clubes que no han sucumbido a los forros polares aunque suelen ser de tejidos acrílicos que salen prácticamente secos de las lavadoras. Estos suéteres llevan coderas de tela y otro parche en el hombro para cargar las amarras adujadas sin castigar el tejido. 

¿Dónde podemos encontrar un Guernsey como Dios manda? Le Tricoteur cumplirá el año que viene 60 años tejiendo jerseys, hechos a máquina pero finalizados a mano en casa. Los hacen lisos, a rayas, clásicos azules y de atrevidos colores; hay uno rojo que me quita el sentido. De la misma isla es Guernsey Woollens que tiene dos ediciones especiales espectaculares. Channel Jumper, en la vecina Alderney, tiene el Traditional Guernsey que cumple con todos los preceptos para categorizarlo de clásico. Para los más calurosos existen versiones en algodón pero en Saint Peter Port no mirarán por encima del hombro. Mejor lana que incluso mojada retiene el calor, ¡sin duda!

 

Swan 65 ketch

Es mi barco favorito. Nautor’s Swan produjo cuarenta unidades de este diseño de Sparkman & Stephens entre el 1971 y 1989.

El faro (y II)

Segundo y último capítulo del relato protagonizado por Bermudo tras los extraños sucesos del faro de Formentor

Buena proa, Frágil

“Una cosa que me maravilla de Xisco es todo lo que le cabe a la vez en la cabeza”

El arte de remar

Aprender a remar no tiene mucho secreto, pero remar bien y no dejarte la espalda ya es otro cantar

Cómo calcular la distancia al horizonte

Sólo hace falta recordar el teorema de Pitágoras: el cuadrado de la hipotenusa es igual a la suma de los cuadrados de los catetos.

Hoy toca mar a motor

Gozada de navegación a bordo de una Fjord 42 por una de las costas más bonitas de Mallorca