MENSAJES EN BOTELLAS

OSCAR SICHES

Navego desde los 6 años. Soy graduado del Liceo Naval en Argentina. Participé en cuantiosas regatas locales y algunas internacionales, y entre los 18 y los 29 años instalé circuitos eléctricos, reparé motores y monté neveras y congeladores en yates. Conozco bien el Mediterraneo. Fui gerente técnico de Sunseeker Alemania en Port Adriano hasta el 2000. En 2001 comenzó mi etapa de puertos deportivos como socio gerente del Pantalán del Mediterraneo y luego, en 2011, el Moll Vell.

Jorg

Daba un poco de cosa ver esa mole que se te venía encima con una sonrisa de oreja a oreja escondida en la hirsuta barba a lo vikingo, melena salvaje de blanco predominante y brazos abiertos listos a demostrar, triturando, lo mucho que te apreciaba. Los ojos transmitían, la mayoría de las veces, una mirada pícara y risueña. Si ese no era el caso, mejor era alejarse. Dos palmos bajo la barba se extendía un promontorio cervecero muy cuidadosamente mantenido que muchas veces salvaba del abrazo constrictor. Nunca hubiera conseguido jugar al golf, y creo que desde los 18 años sólo podía verse los pies con ayuda de un espejo.

Sabía navegar, lo llevaba dentro. Era muy fácil comunicar con él cuando de yates se trataba (o de vino, o de cerveza, o de señoras magníficas).  Era muy amigo de sus amigos y enemigo de todos. Lo conocí en el 87 u 88, cuando había sido nombrado director del departamento de diseño de yates del astillero alemán Lürssen, dedicado desde hacía poco a los grandes yates (en aquella época un 50 metros era enorme). Yo había conseguido trabajo aquí en Palma como capitán del Santa Cruz Tres, una motora italiana de 36 metros construida en 1979. Lo estaba destripando para conocer bien los sistemas, ya que no había planos, ni circuitos, ni diagramas. 

Jörg y un project mánager vinieron, mediante la mediación de Jürgen Koch, que llevaba Lürssen Yachts en el Club de Mar, a ver cómo estaba construido el SCT y pillar ideas para, manteniendo la calidad, poder construir con un precio menor, ya que Lürssen adoptaba todavía calidades de nivel militar, que era en lo que hasta ese momento estaban especializados.

Jörg, con sus pelos y su barriga, se metió por todos los rincones y no se perdió un detalle. De vez en cuando hacía preguntas crípticas tipo “¿esto vibra?” o “¿es suficiente la ventilación?” y seguía mostrándonos su culo vestido mientras buscaba oro en la sentina de los camarotes o revisaba las bocinas de los ejes o la descarga del WC de los tripulantes.

Unos siete años después estaban terminando de construir el 41 metros Xenia, uno de sus diseños, cuando el mecánico (Sepp Metzler, con quien había cruzado el Atlántico tres años antes en un Lürssen similar), me preguntó si podía hacer una visita al astillero, cerca de Bremen, para ver la posibilidad de llevar, como capitán, el Xenia a Mallorca en su viaje inaugural.

Había algunas dudas sobre su estabilidad en condiciones extremas y se fiaban de mi discreción (si, alguna vez fui discreto) y flexibilidad en cuanto a asuntos técnicos. Salimos a hacer una prueba de mar con un director del astillero, Jörg, el project mánager y un par de jefes de departamento.

Dejando Bremerhaven atrás nos pilló una marejadilla que no afectaba para nada la escora del Xenia. Les dije a todos que se agarraran y puse los estabilizadores en función rolido forzado. Casi se me lastiman dos o tres, que pensaron que mi advertencia era una exageración latina. Rebotaban contra los mamparos y mobiliario del puente mientras Sepp y yo, agarrados a elementos fijos como gatos sobre una piscina, los veíamos sufrir. El Xenia era pesado en altura, rolaba y tardaba en adrizar.  Volvimos en silencio mientras yo no conseguía ocultar del todo mi sonrisa y Sepp intentaba poner cara de póker y no le salía. Al amarrar en el astillero, el director me pregunta:

-¿Aceptas llevarlo? 

-Sí, le respondí, con una condición: el diseñador viene en el viaje.  

Bufidos, exclamaciones, cabezas que hacia uno y otro lado expresaban la rotunda negativa germana a una proposición tan radical, mientras se emitían ruegos a la reconsideración. No.

Aceptaron. Partimos a fin de mayo y creo recordar que éramos seis, Jörg y un representante del dueño incluidos. Organicé las guardias para que Jörg compartiera dos horas conmigo cada noche, sobre las tres de la mañana. Hacíamos 12 nudos de crucero cómodo, sin ruido ni vibraciones y con un rolido suave que hacía difícil mantenerse despierto.

Jörg jugaba con la electrónica (mucha). Le ordené que ploteara con lápiz la posición en la carta (aunque tuviéramos plotter). Me discutió la practicidad del hecho. Le recordé que a bordo la lógica la dictaba yo. No le gustó y farfullando fue hacia la mesa de cartas. Era pequeña.

-Aquí no se puede trabajar- dijo.

- Quéjate al diseñador. 

 -Argentino de mierda.

Ploteó la posición y volvió al radar.  Y de repente … rrrrrrrrrrrclick el lápiz rodaba y se caía de la mesa.  Volvió, lo subió y lo trabó.  Rrrrrrrrrrrrrrclick al suelo.

 -¡Esta mesa es una mierda!     

 1-0.

Al tercer día, Sepp me comenta que Jörg le había pedido, con un aire misterioso, cinta americana. No se habló más del tema hasta que nos comentó que el aire acondicionado de su cabina no iba bien. Cuando llegamos, el control estaba cubierto de cinta: la luz roja de los indicadores no le permitía dormir, porque estaban instalados a la altura de la almohada. El sensor de temperatura se encuentra en el control...

Se sucedieron varias anécdotas por el estilo, le mostré cómo utilizar la goma de borrar en la mesa de cartas para evitar la caída del lápiz, y antes de llegar a Ibiza, donde nos esperaba el propietario, fondeé en Formentera.

-¿Baño? -me preguntó el vikingo.

-Limpieza- contesté.

Cada uno se ocupa de su cabina y todos de cubiertas y lugares comunes.  Vuelve Jörg después de media hora.

-¡Listo! 

Voy a su cabina, vuelvo y le suelto:

-El plato de ducha está lleno de pelos y con residuos de jabón.

Casi me mata.

–¡Soy el director de diseño de Lürssen y mi función no es limpiar platos de ducha!

 -Eres un tripulante de mi barco y todos limpian sus platos de ducha.

Embarcamos al propietario en Santa Eulalia y seguimos a Mallorca, amarrando en Puerto Portals. Había sido un excelente viaje, habíamos descubierto por qué el Xenia rolaba tanto en ciertas condiciones de mar, situación que fue fácilmente corregible, y cuando cada uno iba a seguir con su vida, tomando el último trago en Wellies, Jörg me abraza como King Kong, me llena la cara de pelos y me dice:

-Después de este viaje, no volveré a diseñar un barco como lo hice hasta ahora.  

No podía haberme hecho mejor cumplido. Jörg Beiderbeck fue uno de los pioneros del diseño de superyates, y marcó una época. Lo respetaban los astilleros, los propietarios y sus pares. Yo le quise mucho. Falleció en el 2015 a los 69 años.

El emperador navegante

Guillermo II no hizo nada bien en su vida, salvo disfrutar sus yates

APB: la apología de la inmoralidad

Homenajean a funcionarios condenados y a ex altos cargos imputados mientras se pierden instituciones como el RCNP y Mallorca entera hace mutis por el foro. Un espectáculo lamentable.

Thomas Lipton, el mejor perdedor de la historia de la vela

Nacido pobre en los suburbios de Glasgow, el magnate del té acabó codeándose con la realeza. Intentó ganar la Copa América cinco veces, pero no lo consiguió. Los americanos lo adoraban por su buen perder.

Achicando la sentina

La mayor parte del norte de Europa comparte tradición náutica, pero la tendencia se desvanece cuando vamos al sur hacia el Mediterráneo

Un cronista aficionado

El día que me deje comprar, mi credibilidad desaparecerá

Concesiones

La APB obtiene un pastón sin hacer nada, ni siquiera las obras

Sin cambios en la APB

La avidez que España demuestra en no adaptarse al presente repercute fácilmente en la náutica: tenemos hábiles políticos y funcionarios dedicados a la interpretación de las leyes para su propia conveniencia

Meridiano cero

Los franceses, muy suyos, habían estado reimprimiendo cartas basadas en el meridiano de París hasta después de la Segunda guerra mundial, 63 años después de la adopción del meridiano de Greenwich

El geógrafo y la ingeniera

«Dejen de equivocarse, escuchen a los que saben de mar y posidonia»

Quid pro quo (y II)

Es necesario cooperar entre los diferentes actores del sector náutico para tener una representación que la administración no pueda ignorar

Quid pro quo

Somos maestros en evitar las obligaciones, sin darnos cuenta de que sólo si las cumplimos son posibles, como contrapartida, los derechos que tanto llevamos en la boca

Incongruencias

Suspender la construcción de nuevos puertos deportivos no me parece mal, aunque sería muchísimo más acertado planificarla utilizando los conocimientos de nautas, ingenierías y expertos en sostenibilidad.

El primo del aduanero

"No era alto, pero el descuido en el uniforme, su gran barriga y esa mirada desde detrás de la papada mal afeitada, imponía respeto a sus inmediatas decisiones y cómo nos afectarían..."

Perdiendo calidad

Un varadero donde cantidad de pequeñas empresas hormigueen alrededor de un yate de gran eslora es un modelo que no funciona

Una agonía evitable

Francesc Antich es un Quijote político-administrativo que se deja llevar por el miedo de su falta de conocimiento y no se detiene a pensar en las consecuencias de sus acciones

Miquel, el patriarca

Coincidí con Miquel Suñer en varias reuniones, y en una donde me había expresado vehementemente, se me acerca y me suelta: «Oscar, eres buena persona, pero el buen mallorquín escucha y no abre la boca»

Nirvana de molusco

Pep tiene a mano una grúa de madera con una cuerda de mejillones y otra de ostras. Los alza, nos muestra, nos hace tocar. A mí ya me parece estar con Cousteau.

Morir por la boca

El conseller Mir dice que Baleares es el único lugar en el mundo donde hay planes de protección de la Posidonia:  será en su mundo pequeño.

Navegando el Camino de Santiago

Una experiencia muy recomendable para conocer Galicia desde el mar y disfrutar de sus encantadoras costas y del calor de sus gentes. Los gallegos te tiran su alma por la cabeza.

El jefe Yoruba

Se le mostró el plano de la instalación y moviendo su cabeza de lado a lado dio instrucciones para que el WC de su cabina y el de la de sus hijas fuera conectado a un depósito privado

Las boyas

Hay sistemas de amarrar líneas de fondeo que prescinden del hormigón y son inocuos para el medio marino. ¿Lo saben nuestros políticos?

Innovación y burocracia

"De repente, decenas de toneladas de basura de un crucero eran lo mismo que 20 bolsas de residuos urbanos"

Pasado y presente de las delaciones

El cartelito de Medio Ambiente es la adaptación perfecta de las prácticas medieval-modernas para despertar el morbo de la masa y hacer que nos matemos los unos a los otros

Sobrasada y caviar

Era muy difícil superar el nivel de riqueza y lujo del que participábamos y, sin embargo, lo que más apreciaban nuestros invitados eran el trato, lo singular y lo auténtico. Se habían subido a un yate para disfrutar del mar y de la mutua compañía mientras celebraban un negocio.

Salón náutico: toda Europa nos está mirando

Y dependiendo de cómo nos vaya se adoptarán medidas que afecten a otras ferias y a la industria náutica

El legionario de Nueva Kourou

A mis 25 años, lo único que me interesaba era poder hacer ese viaje que prometía millas, aventura y experiencias. 

Hemingway, el canario y el mar

Gregorio Fuentes, natural de Lanzarote y futuro patrón del Pilar, nunca pudo disfrutar del personaje que inspiró en la novela El viejo y el mar: no sabía leer

La danza macabra de la APB

Las claves internas por las que de repente la APB pone en duda el derecho del RCNP a renovar su concesión. No son nuevas: responden a un patrón que el autor de este artículo, antiguo gestor portuario, conoce muy bien.

Los fondeos y el mal de Corfú

No es bueno actuar por política sin un razonamiento lógico. Las soluciones existen y todos, especialmente los nautas, estamos a favor de proteger el medioambiente marino.

No aflojemos

Observo que el sector náutico es un ejemplo a escala de lo bueno que nos deja el virus: esa capacidad de sobreponerse, de tirar para adelante, de sentirse unidos...

Autoridad Portuaria, concesiones y ética

Tras invertir 2,5 millones, cuando solicitaron la conexión de los transformadores ya instalados, Endesa les informó de que no era posible, que no podían abrir las calles de media ciudad para disfrute de unos pocos. Y la APB lo sabía.

Un favor envenenado

Francesc Antich tomará la presidencia de la APB y sólo firmará o autorizará lo que le diga Armengol. Irá a algunas reuniones de Puertos del Estado en Madrid, donde se mimetizará con las cómodas butacas de la sala de juntas. Dentro de tres años todavía no sabrá diferenciar un muelle de un rompeolas.

Astronómica

La navegación clásica nos permite ser un Robinson Crusoe en nuestro propio barco, depender de poco o casi nada

Caso APB: tristeza y vergüenza ajena

Radiografía del funcionamiento de la Autoridad Portuaria de Baleares

¡Se hunde! A ver si cuela

El peligro de hundimiento debe determinarlo un perito, no quien contrata los servicios o los provee, y en el caso del Super Servant 4 no había riesgo de vidas humanas porque toda la tripulación había desembarcado en perfecto estado de salud.

Anticlímax y catarsis

Mucha gente nos necesita, y pequeños actos de solidaridad significarán enormes diferencias para ellos

Un marinero experto en setas

El autor rememora su primer cruce del Atlántico en 1983 acompañado de un belga con "algo de experiencia"

Navegar: ciencia y arte

La ciencia se puede aprender, el arte sólo puede percibirse, envidiarse y respetarse

Liderazgo

Para esta gente, el liderazgo es algo asociado con grandes nombres del pasado, y hoy, completamente desconocido

La náutica después del coronavirus

Siete propuestas para volver a la normalidad tras el impacto global más duro de los tiempos modernos

El idioma de las nubes

Las nubes le hablan al navegante. Y le hablan en tiempo real, porque cuando vemos una nube densa, no muy alta con los cantos muy suaves, pero bien definidos como si fuera una escultura de vidrio ahumado, sabemos que viene viento fuerte

La gripe y el miedo

Lo que debemos hacer es aprender de esta situación de vulnerabilidad extrema y corregir para el futuro los factores que la han creado

Vito Dumas, solitario capitán

(A Ricardo Cufré, liceano, erudito y muy querido amigo).

Los Bajos del Temor

El autor recupera y recompone a su manera la leyenda de la sanguinaria pirata conocida como La Malparida, estacada en el Delta del Parana y devenida en espectro vengador

Lamentable e imperdonable: un drama contemporáneo en dos actos

El autor analiza la polémica tasa a las empresas de reparación de barcos impuesta por Puertos del Estado: "Hace que los inversores o yates de charter no quieran venir a España a sufrir la inseguridad jurídica que ya conocemos"

El narcotilus gallego

El artefacto detectado con 3.000 kilos de cocaína no era un submarino, sino un sumergible, lo cual lleva al autor recordar la historia de estas embarcaciones y a conjeturar sobre lo que supone navegar con una de ellas desde Colombia hasta Galicia

Encender a las masas con pecados inexistentes

El autor se pregunta: "¿Por qué razón la Copa del Rey no puede generar dinero si el club está obligado a gestionarse como una empresa para pagar canónes, personal y proveedores?" Y percibe "mala leche inyectada por algún experto en difundir lo que da de comer a Emaya"

Una mano de rizos

«En tierra deberíamos saber prepararnos para capear lo que sea»

Crecer lo justo

Repaso a la evolución de la náutica balear desde 1984 hasta nuestros días, etapa en la que la población de Palma ha crecido un 30% y se ha doblado el número de amarres

Perder el Reino (Unido)

 Los yates de bandera inglesa deberán salir de aguas comunitarias cada 18 meses, y volver a entrar por un nuevo período. Las embarcaciones, repuestos y accesorios fabricados en GB pagarán aranceles aduaneros al entrar en la UE, y los trabajadores y tripulantes británicos deberán regularizar su situación

Barcelona-Palma

En 40 años hemos pasado de ser casi druidas, virtualmente autosuficientes cuando navegábamos, a depender de la tecnología, de esa falsa seguridad que suplanta la experiencia y el sexto sentido, de saber interpretar una luz ocasionalmente bajo el horizonte a depender del ajuste automático de un AIS

Tacones de vértigo en los muelles de Mónaco

Moda, acrobacias, aire cargado de hormonas comerciales y mucha testosterona en el MYS 2019

Perder el tiempo en sandeces

El autor sale en defensa de Alcudiamar, considera que Més al menos cerró las playas por vertidos y censura la campaña contra Rafa Nadal a cuenta del amarre para su nuevo barco

¿Por qué los ferris y cruceros no pueden conectarse a la red eléctrica en Mallorca?

El autor explica las variadas razones por las que no es viable el sistema "cold ironing" en la Isla

El gurú mundial de los cruceros admite que las quejas por saturación son una «asignatura pendiente»

Tom Boardley, secretario general de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA), reconoce en el Foro de Turismo Marítimo de Atenas que la industria debe afrontar el creciente malestar que la llegada masiva de cruceristas provoca en diferentes destinos

Lágrimas de cocodrilo

El autor advierte del peligro de ahuyentar al turista náutico de calidad por el trato que se le dispensa en los fondeaderos de Baleares

¿Sale a cuenta delinquir?

Una vez, mientras todavía creía en las instituciones, coincidí con el tan duramente multado, pobrecillo, Ángel Matías en la entrada del Salón Náutico de Palma.

La Copa América debió ser inglesa

Es el evento deportivo activo más antiguo que se conoce. La primera regata se corrió en 1851 y también es el desafío que se ha mantenido ininterrumpidamente durante más tiempo en manos de un ganador (132 años). Hoy les contaré la historia de la regata que dio origen a la Copa América.

Genes y viento franco

La tradición de los Frers como diseñadores de barcos tiene más que ver con la genética que con estudios y diplomas.

Charlie Barr, el gran pequeño patrón

Nacido en 1886, ganador de la America`s Cup de 1899 y 1901, aún es reconocido como el mejor skipper de todos los tiempos

Herreshoff, el maestro ciego

John quedó ciego a los 15 años, pero aún así a los 18 aceptó el pedido de diseñar y construir un velero. Su capacidad de trabajo y agilidad mental es legendaria: había hecho crecer la empresa de 30 a 400 trabajadores y llevaba mentalmente los cálculos de los presupuestos de cada barco

Haz lo que yo diga...

A todos nos ha pasado, y la mayoría lo recordamos muy bien: una persona mayor hace o dice algo, nos parece curioso o nos hace gracia, lo imitamos, y nos comemos semejante bronca verbal y a veces un soplamocos (hoy se considera delito) y la frase corta, clara, definitiva: haz lo que yo diga, no lo que yo haga. Ni se nos ocurría discutir esa reacción de un mayor: los mayores eran los poseedores de las verdades universales. Punto.

La clepsidra que se secaba

Está claro que algo que España puede exportar con éxito es la comprobación y certeza de que la democracia, tal cual se aplica ahora, no funciona.

¿Qué es la ISO?

El 5 de junio se presentó, en la sede de la Autoridad Portuaria de Baleares, la Norma Española ISO-UNE 13687 de Puertos Deportivos, que consiste en especificar los requisitos a cumplir en los tres niveles de servicio: básico, intermedio y alto, desde el punto de vista turístico.

Causa y efecto

La semana pasada, sentado en un bar de plaza Santa Eulalia observando a locales y visitantes disfrutar de Palma en un día precioso, leía en la portada de Ultima Hora el grito desgarrador de nuestros gobernantes informando que ya en abril había congestiones de tráfico, cuando lo normal era que comenzaran en mayo. Hoy más de lo mismo con el movimiento de pasajeros en el aeropuerto.

Dinosaurios e Internet

Voy a discutir algo que afecta a la industria náutica de todo el mundo, desde el diseñador hasta el usuario. Tradicionalmente, cuando un ser humano ha llegado a una posición sobresaliente, la defiende y se aferra a ella como un gato al respaldo del sofá.

El Palma Boat Show a vuelo de Ícaro

La mitología griega es quizás la más conocida en Occidente porque los helenos supieron hacer un marketing que perdurara.

La evolución, los franceses e Ibiza

En Francia hay 40 marinas que se gestionan por sociedades de economía mixta, donde el 51% del capital es del sector público, un modelo que ya se ha propuesto en Ibiza

Posidonia: el ejemplo de Manacor

Se me ocurre que en las sociedades occidentales de hoy, la memoria selectiva debería ser considerada altamente nociva.

El ejemplo de la Asociación de Clubs Náuticos de Baleares

El autor pide a la entidad que representa a los náuticos que no afloje en su defensa de la náutica de recreo. "Están haciendo un trabajo excelente, y de la manera que hay que hacerlo. Esperemos que otros sigan el ejemplo".

Cuando lo exclusivo satura

El Mónaco Yacht Show ha dejado de ser una selecta exhibición de yates para transformarse en un escaparate del lujo mal entendido donde lo mejor es definido por lo más grande y lo más caro.

Y dale con el gran negocio de los puertos

¿Por qué los 13 puertos de gestión directa, casi todos con lista de espera, pierden cinco millones de euros al año?

Más vale prevenir

La industria náutica de Baleares no está de fiesta, pero sí contenta. Después de años de sobrevivir como se podía y gracias a mucho esfuerzo las cosas van funcionando.

Sobre quejas y placeres

No saber apreciar lo que tenemos es una característica de la parte tonta del ser humano, mucho más arraigada en occidente que en oriente.

La muerte de un tripulante de superyate que nadie quiere contar

Se llamaba Jacob Nicol y cayó al agua el 3 de mayo de 2015 mientras limpiaba una banda del yate Kibo. Fue rescatado del fondo del mar. Falleció en Inglaterra el pasado 7 de junio tras pasar por varios centros neurológicos. Se encontraba en estado vegetativo desde el accidente.

Cómo planificar y gestionar una marina sin morir en el intento (y III)

La importancia de contar con buenos marineros que sepan tratar al cliente con cortesía y hospitalidad. Último capítulo de la serie sobre gestión y problemática en los puertos deportivos.

Cómo planificar y gestionar una marina sin morir en el intento (II)

Segundo capítulo de la serie sobre la administración de puertos deportivos privados en suelo público: "Los años fáciles en los que se construía una marina y se esperaba a que se llenara son historia"

Cómo planificar y gestionar una marina sin morir en el intento (I)

En este primero capítulo de una serie de tres sobre la administración de puertos deportivos privados en suelo público, el experto en marinas Oscar Siches advierte de que Baleares está empezando a pagar las consecuencias de ser uno de los destinos náuticos más caros de España

El cliente de superyates es rico, pero no se le puede tomar el pelo

El negocio del mundo de los puertos deportivo todavía no está organizado como debería ser. Al día de hoy no hay una base de datos completa y global de puertos deportivos y clubes náuticos.