BOTÓN DE ANCLA

ANTONIO DEUDERO

Abogado, antes fui técnico de la Federación Andaluza de Vela en el puerto de Málaga como monitor de vela ligera y vela de crucero, además de juez y oficial regatas. Actualmente técnico en Seguridad Operacional de Navegación Aérea en el aeropuerto de Palma. Entre el 2011 y el 2015 tuve el honor de ostentar el cargo de director general de Ports i Aeroports del Govern Balear y la Vicepresidencia ejecutiva Ports-IB. Desde 2008 Oficial reservista voluntario de la Armada, con rango actual de Alférez de Navío.

"Quien domina el mar, domina todas las cosas"

El autor, abogado y ex director general de Puertos de Baleares, estrena su blog en Gaceta Náutica con una llamada a recuperar el interés por las cuestiones marítimas tomando como referencia la famosa frase de Temístocles.

España es una nación eminentemente marítima, pero la mayor parte de la sociedad parece que es ajena a esta realidad.

Ha sido cuando nuestros dirigentes han hecho prevalecer la proyección naval y marítima de España que hemos conseguido tener un puesto de preferencia en la política y en la economía internacionales.

No fue casual que España llegara a ser la primera potencia mundial en el pasado tras la mayor aventura de la historia de la humanidad: la empresa del descubrimiento. Fue la decisión de Isabel la Católica de apoyar una operación naval -desconocida hasta entonces y donde a priori había mucho que perder y muy poco que ganar- lo que nos llevó a esa posición de preeminencia en el mundo. Como bien decía Temístocles (político de la antigua Grecia) "quien domina el mar, domina todas las cosas".

En España, salvo en contadas excepciones, estas cuestiones no forman parte de las inquietudes de la gente, ni de la administración, ni de nuestros políticos. Pero si miramos a nuestro alrededor vemos que en otros países sí que lo son. Por ejemplo en el Reino Unido, con quienes suelo ser muy crítico, en esto nos llevan la delantera desde el siglo XVIII. Son 300 años ya en los que son muchas las lecciones de las que hemos de tomar buena nota.

Esto es así porque el inglés es más pragmático. Hay temas que para ellos son cuestión de Estado: la política con una perspectiva marítima y naval, la diplomacia, el uso de la Inteligencia (espionaje) en la consecución de sus intereses -principalmente empresariales-, el sistema educativo, etc, todo esto lo tienen fijado en su "libro de estilo", que no varía a pesar de los cambios políticos que se producen con los procesos electorales. A esto hay que añadirle un toque de egocentrismo, en cierta medida envidiable. Recuerdo la anécdota de aquella película de la Segunda Guerra Mundial en la que un oficial le llevaba al almirante el parte meteorológico, previo al desembarco: "mala mar en el Canal de la Mancha" ponía, lo que impedía desarrollar las operaciones. El almirante, sin despeinarse, afirmó en voz alta: "vaya, el continente se ha vuelto a quedar aislado". Pues eso.

El inglés nunca nos perdonará que nosotros descubriéramos América, ni el haber conseguido la navegación regular del Pacífico con la ruta del Galeón de Manila
Algunos pensarán que estas cuestiones son cosas del pasado, pero lo cierto es que llegan hasta nuestros días. Sirve de ejemplo de ello nuestra posición como Nación ante la ignominia de la colonia de Gibraltar. Es como si se tratara de una rémora del pasado, de "españolistas" (¡qué palabra! como si fuera un insulto) que solo quieren guerra y enfrentamiento. Pues nada, ha tenido que venir el Brexit para recordarnos el tema y darnos un tortazo de realidad en todo el careto. ¡Zasca! 

El inglés lo tiene siempre claro. Por eso están dispuestos a salir de la Unión Europea, eso sí, con la doble pirueta de hacerlo dejando una colonia dentro de territorio comunitario. Sí, en España, claro. Imaginen que fuera al revés, que España tuviera una colonia en territorio de Inglaterra y... ¡bah! es igual, no sigo, es imposible.

Pero no nos engañemos, que todo esto es culpa nuestra: al no tener visión marítima de las cosas no nos damos cuenta de que Gibraltar es la puerta del Mediterráneo y que, por eso, es de un interés estratégico vital. Por esa falta de perspectiva naval no nos damos cuenta de que Gibraltar, como colonia, no puede tener aguas territoriales; por eso no nos damos cuenta de que nuestros pescadores siempre han faenado en esas aguas españolas y que ahora les hostigan por hacer algo que están en su derecho de hacer. Por eso no caemos en la cuenta de que nos usurpan los tesoros de nuestros galeones hundidos y que, para escaparse con el botín, se refugian en la colonia de Gibraltar. Por eso no nos damos cuenta de que nos toman el pelo cuando tiran bloques de hormigón en nuestras aguas y, cuando hemos de reaccionar, en lugar de hacerlo con una sola voz, nos ponemos a discutir entre los del PP, los socialistas, los podemitas, etc., mientras el inglés nos vuelve de nuevo a “robar” la cartera. Y así nos van las cosas.

Solo ciertas individualidades nos reconcilian con nuestra querida Patria. Es el caso de aquel Juez de un Juzgado de Instrucción de la Línea de la Concepción que, él solo (recuerden el lema de Gálvez en la independencia norteamericana: "Yo solo") lanzó el proceso penal por el buque pirata Odissey, consiguiendo gracias a ese gesto, que al final España recuperara el tesoro. O la actitud honrosa y valerosa del capitán del buque oceanográfico 'Ángeles Alvariño', hostigado incluso con lanzamiento de bengalas desde una fragata de la Royal Navy cuando estaba haciendo sus tareas oceanográficas en la zona, que hizo caso omiso del buque de guerra que les estaba acometiendo y siguió con sus trabajos. No olvidemos su condición de buque de Estado -bajo bandera española- y lo delicado de la situación. Muchos se habrían doblegado. Y este capitán, conjugando la tradición más pura del marino mercante español, decidió seguir adelante. Las encomiables actuaciones del Servicio Maritimo de la Guardia Civil y de Vigilancia Aduanera dan para un texto aparte. Quede aquí nuestro reconocimiento.

Al no tener visión marítima de las cosas no nos damos cuenta de que Gibraltar es la puerta del Mediterráneo y que, por eso, es de un interés estratégico vital
Para percatarse de que hay esperanza pues también mantenemos el buen humor, vienen al caso y como contrapunto anécdotas como la que nos recordaba en un artículo el capitán de Navío Ángel Liberal, del "Smokie Joe".

Con ese nombre se referían en la colonia al dragaminas Tambre de nuestra Armada, que ante las fragatas de la marina británica que le conminaban a que se marchase de aquellas aguas, el dragaminas español acababa por moverse, sí, pero lo hacía siempre a barlovento del inglés. Y cuando su comandante consideraba que ya estaba en el punto adecuado, daba la orden de soplar las calderas. En pocos minutos, la fragata británica quedaba con su dotación cubierta de hollín y el buque tiznado de negro, no teniendo más remedio que marcharse y dejar al dragaminas español sólo en las aguas en disputa. Ahí queda eso.

Durante años los buques de la Armada en tránsito en la zona venían en fondear en la rada andaluza de Algeciras a fin de hacer valer la soberanía española en aquellas aguas, tan vital e importante como sabemos los que tenemos conciencia marítima de las cosas, provocando las visitas e intercambio de notas de rigor entre autoridades en estos casos.

También son dignos de mención los comentarios de las conversaciones por radio y por medio de los señaleros que se desarrollaban entre la dependencia británica del peñón y los buques de nuestra Armada que por allí transitaban, recogidos por el Capitán de Navío Luis Delgado en su libro "Gibraltar, 300 años de desidia, humillación y vergüenza". A las preguntas de que el buque español de turno se identificara se contestaban frases del estilo “Go to carajo”, o “Shit” y al pedir que repitiera el mensaje, contestaran “Shit-Stop-Mierda-Stop”. O aquel que contestó diciendo que era “Drake el pirata castrado” o “don Alfonso Sebastián Núñez de Fuenlabrada y Peralta del Pene Enhiesto”.

Y es que siempre nos quedará el desparpajo, lo que nos salva de la más cutre mediocridad, sobre todo viniendo ese humor de la zona de Cádiz y el estrecho.

Son ejemplos históricos de la talla marítima de España, además del propio descubrimiento de América (que nunca nos perdonará el ingles que lo descubriéramos nosotros y no ellos), el haber conseguido la navegación regular del Pacífico con la ruta del Galeón de Manila, el haber liderado las campañas sanitarias de vacunación con nuestros territorios de ultramar, la expedición de Magallanes con la primera vuelta a mundo de culminó Elcano, la expedición científica Malaspina, repetida hace unos pocos años y cuyos resultados se expusieron en una interesante exposición aquí en Palma en el Centro de Historia Cultural y Militar del Ejército de la calle San Miguel. El invento del submarino, el primer aterrizaje de aeronave de ala giratoria a bordo de un buque, y un largo etcétera del que buena conciencia se toma al visitar el Museo Naval de Madrid. Las efemérides se cuentan por cientos.

Y es que España es una nación eminentemente marítima, de clara proyección naval. A ver si recuperamos esa conciencia. 

¡No existen las aguas de Gibraltar!

¿Por qué el Gobierno español permite que la anacrónica colonia británica gestione la crisis del buque hundido y cargado de fuel fuera de su jurisdicción? ¿Nos endosan la contaminación y nadie dice nada?

Menos fotos y más apoyos

¿Qué votará la ministra Reyes Maroto, que vino a Palma a visitar y elogiar la Copa del Rey, cuando toque decidir el futuro del RCN Palma?

Bloqueo naval: hambre

El plan de Putin busca generar grandes migraciones en Asia y África

Autonomía energética: la nueva encrucijada

Nos toca ahora una época con retos enormes. Uno de ellos es la consecución por España de la autosuficiencia energética.

Permítanme que insista

El Plan General de Puertos es en realidad una moratoria portuaria, lo que conlleva el bloqueo del crecimiento económico del sector.

La fortaleza pirata tomada al abordaje por la Armada española

Una operación insólita llevada a cabo en 1861 en Pagalugán (Filipinas) bajo el mando del capitán de fragata Casto Méndez Núñez

Descentralización

Transferir competencias, como Costas, a la Comunidad Autónoma es muy positivo, pero el nacionalismo le otorga una connotación separatista que en nada ayuda a la finalidad pretendida

Ensalzar lo nuestro

El proyecto del submarino S80 está resultando un éxito, sin perjuicio de que en una tarea de este tipo es imposible que no surjan problemas

Pateras, la mafia

El Ministerio de Asuntos Exteriores y ¿por qué no? la Armada deberían actuar contra las redes organizadas de tráfico de personas

Presidente y exmilitar

Imaginen por un momento que algún presidente del gobierno español (de derechas o de izquierdas) fuera un antiguo militar, combatiente por su país, náufrago o cautivo de guerra, de valor acreditado

Estado policial en la mar

«Está en exposición pública un plan de puertos que supone un bloqueo brutal a la náutica de recreo»

Navegar en Mallorca es aventura y privilegio

Por fin llega el verano. Me gusta desde que se cambia la hora, las tardes se alargan y el calor aprieta, invitando a realizar actividades en el mar. Vivir en Mallorca es lo que tiene.

El caso de Argelia y el Derecho del Mar

Veo la prensa y recuerdo las clases de Derecho Internacional Público de tercero de carrera. Explicaban la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar: aguas interiores, mar territorial, zona contigua, plataforma continental y Zona Económica Exclusiva (ZEE).

Un decreto chapuza para criminalizar al navegante

Un técnico del Govern señaló en 2011 que las actuaciones que afectan a la posidonia provienen en un 89% de la actividad terrestre. Esta realidad era de sobra conocida por el Pacte y , a pesar de ello, centraron su «lucha protectora» en los fondeos como reclamo político

Cambio de calles en Palma: sectarismo e involución

No se engañen, el motivo de la retirada de las calles a Gravina, Churruca y Cervera no es otro que el complejo de esta progresía para la que todo lo que conlleva el concepto España es objeto de rechazo

Convalidando que es gerundio

Con el Reino Unido fuera de la Unión Europea y con España desarrollando una normativa para poder trabajar en el sector náutico deportivo o de recreo, resulta que al final la solución que se propone es que el españolito que quiera trabajar proceda a convalidar y examinarse para obtener los títulos ingleses

El porqué de la Pascua Militar el día de Reyes

Un 6 de enero de 1782 Carlos III ordenó a los virreyes, capitanes generales, gobernadores y comandantes militares que, en la fiesta de la Epifanía, reuniesen a las guarniciones y transmitieran en su nombre, a jefes y oficiales de los ejércitos, su felicitación.

El llamativo silencio del sector náutico

Con la honrosa salvedad de las asociaciones de navegantes, que sí están defendiendo sus derechos y denunciando la criminalización de su colectivo, el resto del sector no dice nada

Tres grandes figuras

El almirante Farragut está considerado, junto con el presidente Abraham Lincoln y el General Ulises S. Grant, uno de los tres héroes de la nación Norteamericana.

España, lejos del mar

Bélgica que se chotea de nosotros y luego muchos armadores abanderan sus embarcaciones en ese país por conveniencia. Vergüenza como español debería de dar el llevar ese pabellón en la popa

Vuelta a Mallorca 2020

105 días encerrados en el domicilio no ha sido moco de pavo, para nadie, así que hemos hecho de esta situación una oportunidad y decidimos algo que tenía en mente desde hacía años: dar la vuelta a Mallorca.

Bartolomé Deudero: un hombre bueno y de mar

Antonio Deudero recuerda las cualidades marineras y humanas de su padrino, fallecido el pasado martes cuando se encontraba fondeado en Es Carbó junto a su familia a bordo del Cranc IV

Historia de una bandera

La senyera de la Corona de Aragón, aquella que sirvió de pabellón a su marina, es la que está representada en el tercer cuartel del escudo de España; y en el del Senado, y en el del Consejo de Estado; y en el del Poder judicia. Incluso está representada en cada uno de los tajamares (bandera de proa) de los buques de nuestra Armada española. Esa es la senyera que une, que suma.

Faltan 7.000 amarres

El Pacte insiste sin ruborizarse en el milagro de los panes y lo peces. El Estudio de Demanda elaborado en 2015 señalaba que en las Islas Baleares se requeriría esa cifra de nuevos puestos de atraque de aquí al 2025

La valentía del gran marino del Puig de Sant Pere

El mallorquín Antonio Barceló, teniente general de la Real Armada española, fue uno de los marinos más importantes de nuestro país. Su busto ocupa un lugar preeminente en el Paseo Marítimo de Palma

El cañonero Bulasan y el marino Pedro Sans

Escudriñando en las historias navales de nuestra querida España, topé un día con unas crónicas que mencionaban un peculiar barco, de medio porte, humilde: el cañonero Bulasan.

Los muelles de la cuarentena

Los tenemos en el puerto de Palma. En Menorca tenían la «Isla de la Cuarentena», islote del puerto de Mahón conocido como «La Isleta» o «isla Plana», primer lazareto destinado a «expurgar géneros»

Museu Marítim de Mallorca: el pancatalanismo a toda máquina

Podría parecer que lo del pancatalanismo es algo ajeno a nuestra realidad marítima. Pero van ustedes a constatar que la realidad es otra

Del fletán al Brexit

El autor cumple su primer aniversario como columnista de Gaceta Náutica recordando con varios ejemplos que el Gobierno de España da la espalda al mar

Pascual Pery, el héroe de Cádiz

El 18 agosto de 1947 se produjo en Cádiz una explosión tremenda, de enorme magnitud. Desaparecieron casas enteras. 156 personas murieron esa noche.

El transformador de Buenos Aires

El mallorquín Martín Boneo y Villalonga fue intendente de la capital argentina y precursor de la transformación de la ciudad

El menorquín que creó el Arma Aérea de la Armada y murió ejecutado en una cuneta

Pedro María Cardona y Prieto se negó a asumir el mando de la escuadra republicana y fue represaliado por milicianos en un lugar sin concretar de la carretera de Madrid al Escorial

Antonio Riquer, el corsario ibicenco que capturó la fragata Felicity

Felipe IV dio carta de naturaleza a la actividad corsaria, legal y altamente regulada, para hacer frente a los ataques de la marina británica

Blas de Lezo, el héroe español sin película

Breve apunte sobre el almirante español, ninguneado en la gala de los Goya por el guionista Borja Cobeaga: "No hacemos una película sobre Blas de Lezo porque no nos da la puta gana"

Cosme García Sáenz, el riojano que inventó el submarino

Presentó su idea ante la reina Isabel II, que se mostró "admirada" pero le anunció que el gobierno no podía sufragar el proyecto debido a los gastos de la guerra en África.

Campaña naval en la Alta California

España ya exploraba California en 1543 con el cartógrafo Juan Rodríguez Cabrillo, prosiguiendo en 1602 Sebastián Vizcaíno.

El coco y el mensaje

La historia poco conocida del náufrago John Fitzgerald Kennedy en la Segunda Guerra Mundial y los rescates de la Armada española en el Mediterráneo