«Hay que reorganizar el puerto para resolver la falta de espacio»

Beatriz Orejudo, CEO de Lantimar, analiza la situación de la logística en el transporte marítimo, los cruceros y los superyates desde su experiencia como consignataria de todo tipo de barcos

Beatriz Orejudo

Beatriz Orejudo es una apasionada de su trabajo, para el que está disponible 24 horas los siete días de la semana. Ello es posible, según confiesa, gracias al apoyo familiar. Hace tan sólo cuatro años asumió el cargo de CEO de Lantimar, grupo líder en logística y aduanas que acumula ya tres décadas de experiencia como consignatario de todo tipo de barcos (desde cruceros o ferris hasta buques militares), agente de superyates y operador del régimen TPA (Tráfico de Perfeccionamiento Activo) en España. Además de gobernar esta gran empresa, encuentra tiempo para presidir el Colegio Profesional de Agentes de Aduanas y la Comisión de Consignatarios de la patronal APEAM.

Pregunta.– Lantimar celebra su 30 aniversario. ¿Cómo ha evolucionado el grupo?
Respuesta.– Es un grupo familiar fundado por mi padrino, Toni Riera, en 1992. Empecé a trabajar cuando estudiaba la carrera de Derecho y fui aprendiendo en todos los departamentos. Antes, las empresas funcionaban por separado y de manera tradicional. Al sucederle, vi la necesidad de reorganizar las líneas de negocio y reagruparlas para poder ofrecer servicios integrales a nuestros clientes, además de potenciar el crecimiento como agentes de superyates y desarrollar el área de logística y aduanas.
P.– ¿Qué hitos destacaría y cuáles han sido los peores momentos: la pandemia o la crisis económica?
R.– Creo que la reorganización y el trabajo continuo de un equipo con una media de 30-35 años nos ha llevado a que capitanes y tripulaciones nos votaran como la mejor agencia española de superyates en los Superyacht Business Awards de 2020. Todo un reconocimiento. Las crisis económicas las hemos ido superando gracias a que somos autosuficientes y hemos podido salvar los puestos de trabajo. En cuanto a la pandemia, fue un momento de reflexión y de ver qué otras cosas podíamos hacer como, por ejemplo, encargarnos de las aduanas y el tránsito de todo el material sanitario que entraba en Mallorca por el puerto y el aeropuerto.
P.– Estamos inmersos en una crisis de logística en el transporte marítimo que arrancó con la pandemia. ¿Está en vías de solucionarse o va para largo?
R.– La realidad ahora mismo es un desastre y no sé si tiene solución a corto plazo. Necesitamos que se estabilice el transporte, si bien no nos está ayudando nada que puertos de Japón o China permanezcan cerrados. Sólo en el de Shangai están bloqueados 500 portacontenedores, lo que está agravando la crisis de suministros. Tras el parón por la pandemia, la demanda de contenedores se ha disparado, hay poca oferta, los retrasos son enormes, los costes de transporte se han multiplicado y el combustible ha subido por la guera. Si antes traer un flete de contenedores costaba entre 1.500-2.000 euros, ahora su precio se eleva a 8.000 euros.
P.– Como agente de superyates, ¿cree que se podría avanzar más en las  medidas fiscales que favorecieran su llegada?
R.– Impuestos como el de matriculación no nos benefician, más cuando no existe en países competidores como Francia e Italia. La tasa de reparación afecta y mucho en el incremento del coste de la embarcación. Creo que sería fácil regular estos temas de otra manera. Y también reorganizar mejor el puerto, que ahora acusa la falta de espacio, analizar y valorar las actividades más demandadas, y trabajar en buscar una solución.
P.– Hay muchas quejas por el incremento tanto del papeleo como de los plazos en dar respuesta a cualquier tipo de tramitación en el sector náutico.
R.– Estamos ante un problema muy grave. Necesitamos agilidad en los procedimientos administrativos y nos encontramos con retrasos y falta de respuesta por parte de las instituciones. Hemos vivido dos años muy complicados y ahora más que nunca precisamos la ayuda y el apoyo de los organismos públicos. Esta inacción repercute muchísimo en nuestro trabajo, sobre todo, en lo que respecta a los atraques de cruceros. Las navieras ya están organizando las temporadas de 2024 y 2025 para planificar las rutas y comercializar la venta. Hay retrasos a la hora de confirmar las escalas en Mallorca por la presión existente para su regulación, mientras que en Ibiza ha habido una falta de previsión ante la escasez de atraques para los cruceros por el incremento de las líneas regulares de ferris.
P.– ¿Es suficiente o demasiado estricto el acuerdo al que han llegado el Govern balear y las navieras para regularizar las escalas de los cruceros en Palma?
R.– El 95 por ciento de las compañías ha firmado con el ejecutivo de esta comunidad un compromiso por la sostenibilidad y esto es lo importante. Hace muchos años que ya no coinciden 7 u 8 barcos en el puerto de Palma porque todos éramos conscientes de que así no se podía trabajar ni ofrecer calidad como destino. Hay que tener en cuenta que no todos los cruceristas visitan la ciudad y que algunos de estos cruceros no superan las 500 personas de capacidad. También es cierto que la ciudad ha vivido de espaldas al mar y ante el auge de este mercado nos han faltado datos actualizados que corroboren a este turismo como arteria vital para las economías locales.
P.– Lantimar es especialista en la asistencia a flotas militares. ¿Por qué ha dejado de hacer escala en Palma la Marina americana?
R.– Es verdad que en los últimos años han recalado muy poco en la Bahía de Palma y se han centrado en la base de Rota por cuestiones puramente logísticas. No porque no quieran estar en esta ciudad, que siempre les ha acogido muy bien. Habría que organizarlo de otra manera para aumentar su presencia aquí.
P.– ¿Considera que el puerto de Alcúdia está infrautilizado?
R.– Sí, con total seguridad que se podría mejorar el rendimiento del puerto dando más cabida a otro tipo de embarcaciones como los cruceros y también abrirse a otras opciones que ayuden a potenciar otras actividades, sólo las dedicadas a la línea regular y de mercancías.
P.– El pasado 18 de mayo se celebró el Día Internacional de la Mujer en el sector marítimo, ¿dónde cree que más avanzado la mujer y qué ámbitos quedan pendientes?
R.– En estos 25 años ha habido un cambio radical. La mujer ha ido abriendo camino, sobre todo en el sector de los cruceros. Ahora se ven más capitanas y altos cargos en los que son responsables las mujeres. Hay que trabajar duro para conseguir llegar a estas metas, para lo cual la actitud y el sacrificio son fundamentales. Todo irá creciendo hasta que no hablemos de ello porque estará totalmente normalizado.

¿TE GUSTA LO QUE HACEMOS?
HAZTE SOCIO DEL CLUB GACETA NÁUTICA.

Numerosos aficionados a la mar son lectores asiduos de Gaceta Náutica en sus versiones digital e impresa. Nuesta audiencia no ha dejado de crecer en los últimos años. Pero las sucesivas crisis han provocado una importante merma en la contratación de publicidad, nuestra única fuentes de ingresos.

Desde nuestra fundación en 2002 hemos sido un medio gratuito y queremos seguir manteniendo ese espíritu. Nuestras noticias siempre estarán en abierto para quien quiera leerlas o compartirlas. Para que esto siga siendo posible hemos puesto en marcha una campaña de contribución voluntaria mediante suscripción, una especie de taquilla inversa que funciona de una manera muy sencilla: si te gusta lo que hacemos, puedes apoyarnos con una contribución y pasarás a formar parte del Club GN.

Gaceta Náutica se ha caracterizado históricamente por su independencia y por publicar informaciones que no tienen eco en otras publicaciones del sector. Esta forma de entender el periodismo nos ha hecho acreedores de algunos premios como el que nos otorgó en 2017 la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares (APIB) por nuestra investigación sobre la contaminación marina.

Contamos con poder mantener nuestro producto mediante un sistema mixto de financiación basado en la libertad comercial y el soporte de nuestro lectores socios del Club GN.

Esperamos haberte convencido y si no es así, no importa: sigue abriendo la Gaceta Náutica cuando quieras. Estaremos encantados de informarte.

QUIERO COLABORAR